8. Intimidad

El mejor de los hombres es semejante al agua,
La cual beneficia a todas las cosas, sin ser contenida por ninguna,
Fluye por lugares que otros desdeñan,
Donde se acerca más deprisa al Tao.

Así, el sabio:
Donde mora, se acerca más deprisa a la tierra,
En el gobierno, se acerca más deprisa al orden,
Hablando, se acerca más deprisa a la verdad,
Haciendo tratos, se acerca más deprisa a los hombres,
Actuando, se acerca más deprisa a la oportunidad,
En el trabajo, se acerca más deprisa a lo competente,
En sentimientos, se acerca más deprisa al corazón;
No lucha, y así permanece libre de culpa.

Lao Tse

Tao Te Ching

.


lunes, 30 de diciembre de 2013

HOY



Parece un día sin nombre.

No parece de comienzo, de mitad o de fin de semana. Parece de goteos de agua o de fuego. Es un día sin piel y de ojos cerrados, de vientre frágil y de cuerpo tendido. Es de intermitencias de aire, denso como la arcilla negra, maleable como un sueño, de aliento tibio, con gimo de manos huérfanas. De boca hambrienta, promiscuo y sagrado en sus besos y cadencias.

Día-dedos tartamudo, de futuros trémulos, de ideas dulces, de hábiles insomnios y de vigilias perezosas. Brumoso como vaho de deseos y nostalgias. 

Ese día no es día, ni es “no-día”. Ni lleno ni vacío. Solo es él. 

Es mi él... o, ¿será miel?


Ana Lucía Montoya Rendón
Diciembre 2013


.

1 comentario:

Navegante Del Alma dijo...

Delicioso poema, como la miel, pero embriagador.
Sos alguien muy especial mi preciosa amiga.
Un beso.