8. Intimidad

El mejor de los hombres es semejante al agua,
La cual beneficia a todas las cosas, sin ser contenida por ninguna,
Fluye por lugares que otros desdeñan,
Donde se acerca más deprisa al Tao.

Así, el sabio:
Donde mora, se acerca más deprisa a la tierra,
En el gobierno, se acerca más deprisa al orden,
Hablando, se acerca más deprisa a la verdad,
Haciendo tratos, se acerca más deprisa a los hombres,
Actuando, se acerca más deprisa a la oportunidad,
En el trabajo, se acerca más deprisa a lo competente,
En sentimientos, se acerca más deprisa al corazón;
No lucha, y así permanece libre de culpa.

Lao Tse

Tao Te Ching

.


lunes, 29 de julio de 2013

AGNUS DEI Y AÑOS NEGROS


Fue el día cuarenta y cinco, del mes quince, del año verde... 

Ah, primero les contaré por qué menciono de esta forma al tiempo. Desde hace millares de lunas la forma de nombrarlo se da por el tono del color de cielo en el horizonte, el primer día de la primavera. Desde entonces, todo ha cambiado tanto. Los meses dejaron de ser de treinta días y los días se encogieron por la parte que les toca hacia la noche. Utilizar el vocablo “hoy” es arriesgarse con un concepto nada concreto, claro está, nunca ha sido apropiado decir: hoy, ahora, ayer, mañana, momento, instante, pues cada vez que lo estamos expresando, la inercia del movimiento hace que el tiempo siempre vaya corriendo hacia atrás o hacia adelante, hacia lo manifestado o hacia lo inmanifestado, hacia lo blanco o hacia lo negro, hacia arriba o hacia abajo y, justo en el momento que estoy tratando de describirlo ya no es tal cual como se los estoy contando. No sé cómo agarrar cada una de esas palabras porque cuando las voy poniendo en el papel de una vez se escapan y vuelan como nubes de mosquitos en medio de la manigua húmeda. Les decía, los días se encogieron y esto trajo como consecuencia otros de una duración aproximada de doce horas, semanas de catorce días y meses de ocho semanas; los años, fueron más voluminosos y negados a dejarse nombrar como siempre, prefirieron ser llamados como las tonalidades infinitas del espectro, se sabían vibración pura y sujetos de identidad indefinida. Ustedes dirán que esto que les cuento es solo cháchara, tema de locos, que no es posible tal cosa. ¡Pero qué se le va a hacer! En realidad, nadie puede contradecirme, no se dieron cuenta del cambio ocurrido, no quisieron conocer nada ni experimentar más sensaciones porque andaban embotados haciéndole gimnasia al dedo pulgar de cada mano sobre unas cajas muy pequeñas que finalmente se les quedaron adheridas. Todos están alelados. No usan la voz ni la mirada para observar el mundo, no sonríen ni besan, no acarician ni saben qué tibieza tienen los cuerpos de sus congéneres y lo peor de todo, también dejaron de usar el olfato y el gusto; están allí, asomados a la ventana de la cajita, dizque enterados del "vecindario global". La gran mayoría aunque viva en la misma casa jamás ve al otro, no importa que estén sentados frente a frente.

Vuelvo a lo que en realidad me compete. Relataré de manera sucinta lo que me ocurrió desde, supuestamente, el día anterior.

Sobre la mesa había una taza de café y una nota llena de olvidos. El calor de esa taza se fue con el primer sorbo que le di. Mis labios, antes rojos, se cargaron de abulia veraniega, tan resecos que se rasgaron cuando quise sonreírle a una mariposa.  La noche estaba llena de vacíos y de vagar de sombras. Dentro, la casa bullía de silencios y palpitaba cándida la idea del tiempo de la espera que se sabe retoño, que se sabe abono de una tierra será que plantada por duendes buenos, bien cuidada contra malezas y caretas de ceños fruncidos. Había anuncio de tormentas de agua y arena, los relámpagos y los truenos enviaron sus misivas; algunos elementales les atajaron esas ganas y las nubes, a punto de parto, debieron mantener su vientre lleno. Ardía la tierra, ardía de celo, ardía de hambre y moría lentamente como reo condenado a mil años más veinte cadenas perpetuas. Yo suspiraba de penas, boqueaba de sed, así como boquean las almas cuando en soledad hacen el recuento de todo lo que ha pasado por su vera y cómo lo llegado fue dejado ir. Por los rincones andaba rastrero el deseo de mil puertas abiertas, los instantes añorados acariciaban con sentimiento de dolor  y acunaban en su regazo el sueño de volver a la casa vieja. Parece loco todo lo que narro y describo pero todo ha sido muy extraño después de haber cerrado la boca, supuestamente la noche anterior, con la frase -hasta mañana-, antes de irme a dormir. 

Hoy es primer día de lo que antes fuera, dizque la primavera, sin embargo, el horizonte está teñido de negro. Es el año negro. Abrí los ojos. No sé qué engendro bordó punto de cruz sobre mis labios y me hizo tragar sin masticar, la voz y unas cuántos trozos de pan. Después de tal costura, todo lo que quiera decir deberé soltarlo por los ojales que han quedado en las comisuras de mis labios y, eso será posible, si no se le ocurre a alguien coser allí dos botones para que no salga nada. Ojalá todo volviera a ser como antes, o aceptar que lo que está pasando es y debe ser, y entender que me fui del mundo en que vivía, que hoy ya son muchos los seres que están habitando el espació que me pertenecía en y fuera del cuerpo mío.

No sé cuántos colores del espectro hayan transcurrido desde entonces, solo sé que me quedé dormida el día 45 del mes quince del año verde y que hoy es, como ya lo dije, el inicio del año negro. Todos dicen que estos ciclos negros siempre son de lápidas, de responsos y sepelios. Mis labios siguen cosidos. La taza de café y la nota están aún sobre la mesa. Suena una campanilla, la escucho salir desde mi ordenador. No crean que es la hora del "agnus dei", mis queridos señores, ¡llegó la hora de... chatear! No necesito descoser mi boca porque con un dedo de cada mano tengo de sobra para hablar durante muchas horas y este año negro me dará todo el tiempo del mundo para escuchar y responder miles de veces ese tañido.

Ana Lucía Montoya Rendón
Julio 2013

.

domingo, 28 de julio de 2013

ALMA VERDE Y MANGO MADURO



Dibujo de Camelia Davidescu
http://www.dina4.org.es/artistas/fichas/artista_0070.html




















ALMA VERDE Y MANGO MADURO

"Hay vino tinto y una cesta repleta de crucigramas, una pluma de fuego, un mantel de cuadritos y orillas suaves. Hay arrullos de río y pájaros, vuelo de manos y de besos y un paisaje que mira tendido sobre aromas de musgo. En esta placidez el alma jamás olvidará a qué sabe la carne, ni cómo se escribe golosina, ni cómo se pronuncia absurdo, ni cómo, con los ojos húmedos y entrecerrados, se divisa un falo desde el monte de Venus.

“Hay días asomados por la voz y por la enagua, hay limbos y espacios enajenados;  hay silencios entre la punta del lápiz y el papel, hay besos archivados en los labios y discreta locura entre la idea que palpita dentro de otra idea. Lo concéntrico y lo tangente habilitan entes y les insuflan independencia a la vez que los atan con preñeces inesperadas.

“Cómo parar esas voces. Cómo dejar de beber si el vino se vacía sin que medie la copa. La boca escancia a pico de botella y sueña duendes que hacen trique en el mantel de cuadritos; mantel que se sabe manta cuando el paisaje, el río y los pájaros gimen espasmos mientras una hembra muere en cada jadeo. Estos cabellos atan el tiempo a mis manos, como están atados los folios que he escrito entre las dos columnas. Pero, ¡qué va! la vida no anda más por esos lados.”

He mirado y escuchado a través de una ventana siempre abierta aquí en mi pecho. Una mujer antigua susurró el anterior monólogo que transcribí tan pronto como fue pronunciado.  Ella, creo, debe ser alma en pena, o demonio, o vientre que no quiere le canten tan pronto los responsos. La siento aliento mío, carne de mi carne, su voz tiene mi acento y en su rostro vi tatuados mis desvelos. Es muro y sombra chinesca. Con el tinte de sus ojeras mojé la pluma que ella misma ofreció para que me afanara a escribir su relato; esa mujer se miraba en un sol tal cual como lo hago yo. Hoy me pregunto ¿Dónde estará el mantel que la cubría cuando la noche la guindaba? ¿Dónde la jarrada de ilusiones vaciada cada vez que retozaba con el demonio?  Quizás estará desnuda. También estuvo rebozada con su propia voz pero el silencio de las sombras le arrancó esa manta y la exilió.

Sí, llevaré por el mundo su mensaje y tal vez encuentre a quién calzarle la zapatilla que hallé al lado del panfleto, al salir de casa; a muchos les haré tragar la manzana de marras tantas veces como las que soñar despierta ha envenenado mi alma. No sé qué habrá ocurrido si magia blanca o negra, lo cierto es que lo que escuché era, con pelos y señales, lo que estaba escrito en ese panfleto.

En la esquina de la casa, el árbol de mangos murmuraba deseos de ser talado, ¿por qué querría morir?… Ah, mango criollo, tan pequeño, delicioso y dulce, ese bocado,  deseo último de un alma verde que se fue por el camino verde y desapareció cuando quebré la punta del lápiz sobre el papel rústico de ese panfleto.

Ana Lucía Montoya Rendón


.

martes, 9 de julio de 2013

ESCAPE


Estoy aquí,
vestida de día negro,
oliendo a brea,
en medio de recuerdos
y bruma de alas.

También huelo a aire vencido,
a caminos recortados
y a aliento seco.

El abrazo se ha marchado,
olvidó que la sombra
adoraba su perfume.
Empeñado en escapar
de vereda pegajosa,
sacudió delirios adheridos.
No supo que encarnado en su ser
se llevó el aroma de la hembra.


Ana Lucía Montoya Rendón
Julio 2013


.

martes, 2 de julio de 2013

VERSOS SUELTOS


1.
pues que la cocinera dice que está horneando "milhojas" de poemas

y los rellenará con una crema batida en el pecho,
saborizada con esencias de colores y suspiros

2.
y,
¿si te digo que, el infierno no es más que el mismo cielo, calentado a punta de todas las pasiones sublimadas de las almas...?

3.
El silencio es Uno con el Sonido, con el Tiempo y el Espacio... ese adorable y Eterno ente, Uno/Todo.

4.
¿sabes lo que son las mariposas?

escribe algo sobre mis mariposas...
algo sobre le vuelo de mis plexos

¡eso es lo que he sentido!

5.
hoy volaron sobre el vientre de la Luna
eran de colores y de canto
eran hilos de oro los arabescos dibujados
eran sangre viva y reían en cada poro

6.
¡me da vértigo, me dan náuseas!
El agua llora y se ahoga en el tarro que cargan esas mujeres

ana lucía montoya rendón
julio 2013

.

LO MALO DE LAS CUCHILLAS MELLADAS


Dibujo de Camelia Davidescu
http://www.dina4.org.es/artistas/fichas/artista_0070.html























mis versos se están haciendo más terribles
no me da miedo lo que ellos digan o no digan
me da miedo porque se me vuelven cuchillas
¿sabes?  no me da miedo me hagan daño las cuchillas
lo menos grave que pueda hacer una cuchilla es matarte

es como cortar carne
al cabo de un rato te enteras de que estabas tajando tu propia carne

cortarse sin morir de golpe
porque si te suicidas se te acaba el gusto
solo debes cortar trozos
para poder quedarte eternamente suspendido en la muerte

si alguien quiere sufrir
debe buscar lo eterno del sufrimiento
el verdadero sufrimiento sabe amancebarse con el alma

me da miedo que las cuchillas estén melladas
y no saquen bien finos, los filetes

ana lucía montoya Rendón
julio 2013

,


VERSOS SUELTOS



1.
No me dejes enfriar.
El corazón siente hielo cuando no hay quien lo acaricie,
sin estímulos, muere.
Muere a cada instante.

2.
Cuando la sabiduría fue cambiada por los embutidos académicos, sin alma,
la Humanidad dejó de hacer su tarea.

3.
Las mujeres danzan en el patio de la Luna
porque saben cuál es sentido verdadero de la danza

4. 
Ve.
Camina por su casa,
métete en cada cuarto.
Rebusca en su interior lo que allí está guardado.

Mientras, los silencios griten entre hilos de plata,
sus delirios.

5.
Tengo un nudo en el pecho
la Luna costurera trata de deshacerlo.

Nudo ciego sin lazarillo.

(Esa Luna es abuela de Chanel)

Hay tantas Lunas y diseños y nadie los hace realidades

6.
Ellos, los dioses y nosotros,
siempre nos estamos regalando mientras dura la vigilia.
Sin embargo durante muchas "ocasiones-vidas", nuestras almas duermen, así, dejamos en el patio trasero y a la intemperie, nuestros haberes, los tangibles y los intangibles.


Ana Lucía Montoya Rendón
julio 20 13

.

VERSOS SUELTOS


1.
Se me secaron las lágrimas
decía mi madre,
creo debe ser verdad.

Con sequía son invencibles las barreras.

La humedad es enemiga de los cimientos.

2.
Hay musa en la piel.
Hay musa en el silencio referente.

3.
Maravilloso el timbre que alarmaba mis sentidos y mi alma,
maravillosa la Verdad cuando dejó de ser la niña muda.

4.
Desde el vientre de Gaia
somos ecos de agua y fuego,
somos susurros ardientes de la Vida.

5.
¿Cómo te han tratado el blanco y el viento?
¿Cómo te hablan los suspiros?
¿Cómo soplan sobre tu cara los te quiero?

Es un día de colores de tranquilidad e invierno,
un día de suma de sonidos del follaje.

6.
Un pensamiento tocado con las manos,
jalado con ahínco hacia sí,
produce tal vértigo, que podría ser nombrado como el fuego.

¿Qué decirte?

Tienes musa allí, en tu casa,
metida en la chimenea te calienta el alma,
activa tu lengua, acosa tu palabra.

Ana Lucía Montoya Rendón
Junio 2013

.

VERSOS SUELTOS



1.
si tus ojos son tus oídos y las letras, tu voz
entonces mírame desde el sonido que va y viene por tu oído


para que haga coro con alguno de mis versos

2.
los loquitos son el agua bendita que necesita el mundo
para humectar a tanta alma seca

3.
juntemos las soledades... dejemos que se abracen
que muy juntas se vuelven multitud

4.

Eva ya no sueña más,


dibuja en el aire sus deseos y los estampilla contra el muro

5.
suena y resuena la soledad en la coquita de mis manos
suena la tuya entre mis versos sueltos
amarrados entre el desvelo
y las horas de mi insomnio

deja que demonios arrullen sus demonios

que cuando ya sea muy claro
el piar de los polluelos sea el pan de un desayuno


en la terraza del anhelo

6.
creo que, el daltonismo... psicológico, ¡es una gran bendición!


ana lucía montoya rendón
junio 2013

.


DE LOCOS




La locura es un estado normal y necesario para "ver-conocer", es un delirio que clarifica la consciencia pero, desde que a la medicina convencional y a las sectas religiosas, les dio por aplicarles camisas de fuerza a todos aquellos que viesen o tratasen de determinar la "cuadratura del círculo", a los que insistiesen sobre la Energía Libre, a los que dijeron que la Tierra no era plana y que gira al rededor del Sol y tantas otras supuestas "locuras", la Humanidad quedó frita.

Ana Lucía Montoya Rendón
Ju;io 2013

.

¿CUÁL ES EL COMPROMISO DEL POETA CON LA REALIDAD?



El compromiso de los poetas con la realidad es subjetivo. Para cada uno, el tinte que le pone a cada verso, tiene que ver con el color de sus emociones, con el color de su propio corazón,  pintado de forma sesgada por la manera tan propia e íntima como ve el mundo que lo rodea. El poeta por más que se lo proponga no será totalmente objetivo, posiblemente para que aprenda a serlo, deberá practicar métodos que lo lleven al olvido de su visceralidad, es decir, a ser tan desprendido de sí y tan perfecto como un santo. Hoy, cuando podemos interactuar en las redes sociales, con atención leo a muchos, y veo que, muchas veces algunos nos creemos Juanes de la Cruz o Teresas en actitudes adoratrices, otras veces, salvadores del mundo, actuando como Jesuses, Napoleones, Bolívares, Ches Guevaras, adoctrinando a los que consideramos alienados porque no piensan como nosotros; formulando recetas desde la realidad de nuestro entorno, ignorando que la propia, no es la realidad del otro. Creo, mientras sigamos pensando en bandos buenos y en bandos malos, estaremos en conflicto y, si el poeta con su pluma estimula el coraje de su gente, se hace patrocinador de esos fundamentalismos sociales, económicos, religiosos y/o, mixtos. ¿Dónde andarán esos poetas que de verdad han logrado llevarnos hacia ese anhelado  punto de equilibrio? Algunos, muy pocos, desde sus versos, nos invitan hacia la tolerancia y el amor, sendas por las que se puede guiar a la Humanidad hacia la verdadera libertad...Sin embargo, hay demonios en forma de dioses, dinero o poder (hay tantos de éstos, al lado izquierdo y al lado derecho, arriba y abajo, por todos los lugares del planeta), estimulando divisiones entre los pueblos, para lo cual, les ponen las barrigas hambrientas y les cuelgan una AK47, y las manos y bolsillos se los llenan con granadas, los calzan con botas de caucho o de cuero, le inyectan sobredosis de resquemores y de odios y los mandan a pelear, dizque por sus derechos, que en realidad son , los intereses de ésos, los que tienen la sartén por el mango.

Aclaro, los conceptos diablo, dios, poder y dinero, para mí, son sinónimos. No quiero  estigmatizar al diablo/ángel de luz/dios caído, solo me valgo de ese vocablo para indicar la tendencia que tenemos todos hacia las concepciones sesgadas. Lucifer, mirado con un criterio diferente al religioso, tiene que ver con el origen de las razas, o, con el momento en que la raza humana se apropió de su "uso de razón".

Ana Lucía Montoya Rendón
Julio 2013

.

¿DÓNDE ESTÁS?



¿dónde está mi sol?
¡qué día oscuro se me enfrenta!
osan los fantasmas caer en montonera
sobre un alma desnuda,
desvalida,
aterida,
solitaria...

nubes negras sobre el patio,
de lejos el espacio alegre.

en casa, la tormenta,
todo, teñido de rojo oscuro,
arde de casi infierno
porque sin el apoyo de tu abrazo vivo
además de sombra soy rosa muerta,
errabunda sombra.

ana lucía montoya rendón
junio 2013

.

TRISTE SOMBRA


¿dónde está mi sol?
¡qué día oscuro se me enfrenta!
osan los fantasmas caer en montonera
sobre un alma desnuda,
desvalida,
aterida,
solitaria...

nubes negras sobre el patio
de lejos el espacio alegre
en casa, la tormenta
todo teñido de rojo oscuro,
arde de casi infierno
porque sin el apoyo de tu abrazo vivo
además de sombra soy rosa muerta

¡errabunda sombra!!

ana lucía montoya rendón
junio 2013

.

CÓMO LO HAGO

puedo hincarle el diente al viento cuando no me atrapa entre sus brazos
exigirle ajuste mi cintura por los puntos cardinales…

cuando escribo pongo lo que va cayendo
gota a gota lleno la vasija y la decanto

impulsos y delirios
orgasmos que valen más que el oro

posiblemente sumando ganas
de todas ellas nazca un solo verso

no rebusco
salen las cosas de desconocidos lugares
y las atrapo al vuelo


ana lucía montoya Rendón

junio 2013

.

LIBERTA



Estaba adentro, como siempre.
Asomándome a esos mundos que dentro de mí existen y que, independientes de mí, viven. Mirando cómo la consciencia, casi ahogada, en pozo profundo pataleaba por zafarse de algún yugo. Se marcaban su contornos y sobresalían los  estertores de su cuerpo a través de la claridad de un vestido aún no diseñado. Se movían como nudo de sierpes. Así, desde un ángulo que a ella no le quedaba fácil ver que la observaba, la dejé ir... desde esa perspectiva vi cómo el tono de su piel pasó de rosado a violáceo y finalmente a gris plomizo. Así se fue a un lugar desde el  cual me envió un saludo dichoso, con el que me indicaba que el conocimiento de la libertad la había poseído

Ana Lucía Montoya Rendón
Junio 2013

.

LOS SIETE ELEMENTOS



y sube, sube... 
y en esa unión se suma hasta obtener tanto peso que cae muy adentro de las entrañas de la tierra...
así se completan los cuatro... 
y luego el quinto... 
y en medio de ellos el sexto... 
y allí juntos reciben el aliento de la Voz/Sonido!

el quinto el Espacio y el sexto el Tiempo... ¡encuentro así a los Siete!

ana lucía montoya rendón
junio 2013

.

EL EDIFICIO SOCIAL




Solo desde lo más íntimo de sí mismos puede ser construido el colectivo o templo, porque, cada uno es, simultáneamente la argamasa,  los ladrillos, el hierro, la estructura y la piedra angular. Ser a la vez los obreros y el maestro, las vigas y las columnas principales. Ser desde lo interno el fundamento, cada uno, parte importante del edificio social. Sin la junta eficiente y armónica de los ladrillos no se puede hablar de una unidad construida, todo sería un reguero de partes sin misión. Cuando cada uno conozca cuál es la finalidad de su existir, se sabrá cómo es la Luz que guía y se podrá decir con toda certeza, que cada uno es parte de esa colectividad llamada Uno/Todo y en esa estructura estará firmemente presente el ser y el hacer de todos.

Ana Lucía Montoya Rendón
Junio 2013

.


VERSOS SUELTOS



1.
para aprovechar la lluvia
bueno hacer versos que resbalen por los bordes del alero
resbalen por la entrepierna de las sombras
hasta el filo del deseo

2.
a veces no cierro los ojos cuando amo
los dejo entreabiertos
para mirar no se escondan los deseos
y si ellos, tercos se refunden
con esmaro los busco en tu cuerpo 

3.
me dices cierre los ojos
y ellos entreabiertos miran lo tenso
encuentran en el borde de tus labios 
tus susurros y tu aliento
y en el gesto de tu ceño
terquedades de tu celo 

4.
mis deseos dormidos a la hora del sereno
no despertarán más porque se fueron
se fueron a un mundo sin retorno
¡derrotados se fueron mis anhelos!

5.
yo sabía ser amante...

una Eva
una hembra
grupa tierna 
una isomne 
una estera

un poco de ojeras insomnes 
y otro tanto de lilas y siluetas

6.
me siento muy nadie
pero no me atormenta

sentirse muy nadie es manera muy nuestra de poder hacer lo que queramos

te miran los ojos y las ganas
yo les hago guiños y con eso los espanto

con estos versos regresan las ganas y los ojos... 
¡ahora me hacen fieros!

7.
este eterno irme mío...

aunque me suba en un avión
y cuando bajo de él
debo pensar hacia dónde nuevamente he de irme


ana lucía montoya Rendón
junio 2013