8. Intimidad

El mejor de los hombres es semejante al agua,
La cual beneficia a todas las cosas, sin ser contenida por ninguna,
Fluye por lugares que otros desdeñan,
Donde se acerca más deprisa al Tao.

Así, el sabio:
Donde mora, se acerca más deprisa a la tierra,
En el gobierno, se acerca más deprisa al orden,
Hablando, se acerca más deprisa a la verdad,
Haciendo tratos, se acerca más deprisa a los hombres,
Actuando, se acerca más deprisa a la oportunidad,
En el trabajo, se acerca más deprisa a lo competente,
En sentimientos, se acerca más deprisa al corazón;
No lucha, y así permanece libre de culpa.

Lao Tse

Tao Te Ching

.


miércoles, 9 de mayo de 2012

BEODAS TERQUEDADES (Tabernera)

Dibujo de Camelia Davidescu
http://www.dina4.org.es/artistas/fichas/artista_0070.html




.



...y mi copa terca... y mi boca seca... y la taberna lúgubre... y esa maldita esquina siempre sin luna, siempre amancebada con esos sueños que engulleron mis anhelos.

- ¡Tabernera!  En mi nombre llévale absenta a aquél que mira suspicaz el contorno de lo que cree es la cintura y el celo de nuestros mundos, a través de las convexidades brillantes e ilusas de su copa.


Somos tres. Somos hembras, somos sendas. Somos la mirada clara o turbia de la noche que trastabilla en un mismo sopor etílico. ¡Ah, querida tabernera! Somos jadeos de dichas y tristezas reconocidas en el muro de ese pasaje secreto donde hace tanto tiempo se tallan nuestros sacros buscando alguna nochebuena! Sí, terca mi copa, terca mi espalda, terca mi enagua y triste, mi entrepierna.

-Tabernera! Dale lo que pida a aquél que solazado, mira los ribetes del escote de la Luna y sueña acrobacias en la junta de nuestros senos. A mí, solo tráeme una botella llena de abrazos y de cantos para que el amanecer me sorprenda beoda de mil alientos nuevos. Quiero un nuevo Sol que caliente el petate donde se ha muerto mi esperanza, junto a los clientes que raparon el celo de mi vientre y la vitalidad de mi palabra. Hoy, amiga tabernera, ya no soy la Rosita, aquella puta triste que ya no vende nada porque su cuerpo se ha ido de sí y vaga dichoso en oferta permanente.

¡A tu salud, amiga tabernera

Ana Lucía Montoya Rendón
Mayo 2012


.

2 comentarios:

Saúl Sánchez Toro dijo...

PENAS QUE AHOGAN

- Gracias Tabernera.
- Dile a la Rosita que aprecio su gesto y por favor duplícales la dosis a las tres. Yo se que están ansiosas y transídas, necesitadas de que las abrace la tristeza y estreche, estruje apasionadamente sus almas.
- Deles, deles mucho vino y no deje que sus copas se vacíen. Que rebosen siempre como rebosa su corazón en desarraigos. - Déjelas que beban hasta que se pierdan en el mundo insomne de sus bestialidades. Ese mundo donde el alcohol asume sus retos y domina sus cuerpos atormentados. El mismo que aprisiona las almas debilitadas por las ansias,dolores y tristezas y las absorbe en el hoyo negro y mórbido de sus veleidades.

Desde mi distancia aprecio sus risas arlequínas, pintadas en las caras desmaquilladas por el llanto, y las escucho despotricar de sus parejas y de la racha de adversidades derivadas de esas nefastas relaciones, que las indujeron a buscar, en el etílico mundo, a la pareja que soliviante sus ánimos y de acogida a sus quebrantos.

- Tabernera, tráigame un trago, no quiero que mis penas mueran de sed!



Saúl Sánchez Toro
Medellin , Colombia
Mayo 10 de 2012
http://poemasalgarete.blogspot.com/

Monja de Clausura Orden de Predicadores dijo...

Hola Ana Clara, realmente precioso gracias
con ternura
Tu amiga despistada
Sor.Cecilia